Cargando
  • Hogar / Niños / Familia

    ¡¿Has visto cómo aprenden nuestros niños en casa ?! Aula casera parte 2

    Si no has leído la primera parte sobre cómo hemos llegado a hacer una aula casera durante el confinamiento y qué reglas o normas me he propuesto, te sugiero que lo hagas antes de leer toda la información que tengo aquí para ti.

    No soy maestra y si conoces a alguien dentro del ámbito quizás sea mejor preguntarle a él/ella. Un profesional se dedica a ello, yo lo hago porque no me queda otra si quiero darles a mis hijos lo que me piden. Soy una madre que intenta llevar esto del confinamiento y 4 niños sin cole de la mejor forma posible. Y es dentro de mis límites dónde he creado esta habitación con áreas llenas de actividades. Es mi intuición y sobre todo la mano guía de mis niños la que me llevó a seguir el sistema que usan en el colegio.

    Creamos un espacio para enseñar. Nuestra aula casera

    Ten en cuenta que las actividades de nuestra aula casera irán cambiando, porque poquito a poco las voy adaptando a sus necesidades e inquietudes y a mis ganas de DIY. Tampoco está perfecto ahora, aunque me funcione bien, pero poquito a poco iré puliendo lo que tenemos. Iré sustituyendo cosas menos productivas por creaciones e imitaciones propias (o de internet) de sistemas Montessori o de aprendizaje práctico (en inglés llamado “hands on”) que puedan ser más emocionantes.

    Me estoy dejando guiar bastante por los niños. Este mes en modo provisional me ha permitido ver un poco más claras sus fortalezas y sus debilidades, lo que les gusta más y lo que evitan a toda costa en los ámbitos “educativos”. Eso me ayuda a encontrar la forma de llevarles a enfrentar eso que no les gusta e incluso a buscar actividades que les ayuden a aprender a apreciarlo. Todo son intentos, intuiciones y aprendizajes. En esta aula casera aprendemos todos; ellos y sobre todo yo.

    ¿Qué tal la organización?

    Si he llegado a la conclusión de utilizar este sistema es porque necesitaba organizarme de un modo más productivo. Para ellos y para mí.

    Con mis pautas e ideales en mano cree ciertas ayudas organizativas, mentales y físicas. Algunas, de nuevo, copiadas de su escuela, otras añadidas por necesidad o pensamientos propios.

    Horario

    Aunque tengamos una aula casera no significa que hagamos los mismos horarios que en el cole. Utilizamos la clase de 9 a 12 cada mañana de lunes a viernes. El resto del día estamos ocupados con tareas del hogar, propuestas escolares o con juegos libres. Porque, gran parte del tiempo se siguen entreteniendo ellos solos jugando a Ladybug, mamás y papás y no sé que historias más. El aula misma sigue siendo un espacio suyo y pueden acceder siempre que quieran o tengan ganas de jugar (quieras o no es su habitación de juguetes). Pero el espacio ahora es más sagrado y cuidado.

    El centro de comandos

    Aquí los niños ven qué día es, quién se ocupa de qué y que rincones han hecho

    En el cole tienen un espacio dedicado a la asistencia, el tiempo, la semana y otras informaciones diarias. Hace unos años ya, mientras estaba embarazada de nuestro último campeón, preparé algo parecido para utilizar en casa. Un poco a lo cutre, pero con toda la buena intención del mundo. Ahora le estamos sacando jugo al cartelito en nuestra aula casera. Tenemos marcadas las estaciones del año, los meses, la semana y los días numéricos. Además, debajo, cada niño tiene su espacio en el que encuentra las tareas adjudicadas de la semana (cada niño debe cumplir 2 tareas del hogar asociadas), el encargado (que marcamos con la abeja) y la lista de los rincones y su asistencia en ellos. Es como un centro de comandos. Lo que está ahí manda!.

    Nuestro cartelito de rincones en el aula casera
    Aquí es donde los niños van marcando los rincones completados.

    Zona Mama

    Este es mi espacio dónde guardo todo lo que no es para uso infantil descontrolado

    Mi zona en realidad es una silla grande y una cajonera negra que hay al lado de la zona de leer y escribir. Ahí tengo material que no quiero que los niños tengan acceso a todas horas.

    Mi principal tarea cuando están en nuestra aula casera es estar con ellos para cualquier cosa y sugerirles actividades cuando no saben qué ni dónde hacerlo. Los momentos en los que están todos ocupados normalmente me pongo a preparar actividades para otros días o a veces, si me lo permiten, hago alguna tarea de casa.

    Cuidado del aula

    En la habitación, detrás de la puerta, hay una esquina con una escoba, un recogedor, la fregona y un trapo quita polvos. Esto no está ahí para decorar. Está ahí porque cada mediodía, a partir de las 12, el encargado del día viene conmigo a cocinar mientras los otros 2 (el pequeño queda exento) limpian su clase.

    Es algo que por el momento hacen con muchas ganas y entienden que es para cuidar de un espacio del que disfrutan. Además están super entusiasmados con esto de poder limpiar el suelo con agua. Es curioso ver con qué respeto hacen las cosas cuando se les confía algo de este tipo.

    Nuestra aula casera tiene material de limpieza
    El material de limpieza es usado cada día en nuestra aula casera

    Sacar, usar y guardar

    Algo que dejamos muy claro desde el principio, y supongo que a los mayores ya les viene de la rutina de la escuela, es que una vez usado algo, hay que devolverlo a su sitio.

    Como cada cosa tiene su lugar, les es mucho más fácil recoger y que colaboren. Realmente hacer de ello una ¿”Norma”? les ha hecho tomarlo con más seriedad. Incluso entre ellos se corrigen (si, se chivan uno del otro) cuando no han devuelto algo a su lugar.

    Espacios dedicados – los rincones

    Nuestra aula casera funciona con lo que en el cole llaman rincones. Esos rincones son espacios “delimitados” dedicados a un tipo de actividad en concreto. En un rincón practican su lectura/escritura, en otro se vuelven creativos, el rincón de juegos es matemático y lógico, tienen un espacio para construcciones y uno de imitación de vida real. El sistema esta muy bien pensado y parece que todo tiene su sitio; más aún para ellos.

    Han sido los niños los que, mas o menos, han decidido qué va en qué zona. Hemos acabado con 6 rincones (1 más que su escuela porque el último lo añadimos por amor).

    Te dejo un poco lo que tenemos en cada rincón para que te hagas una idea de como funciona

    Leer y escribir

    Los niños aquí encuentran todo aquello que necesitan para aprender las letras, trabajar palabras y practicar su escritura y lectura.

    Tenemos un montón de libros en casa. Pero no es tanto los libros a los que yo doy prioridad en este rincón. De hecho tenemos nuestra estantería de lectura en la habitación en la que dormimos. Porque he vuelto a descubrir que, cuando los niños tienen menos, aprovechan más. Y escogiendo un solo libro por niño para trabajar durante la semana, han leído más que dando todas las opciones a la vez.

    Leer y escribir en el aula casera
    Si. Nuestro escritorio es una antigua cuna de bebé. DIY muy práctico y reutilizado.

    En este espacio de nuestra aula casera intento dar a los niños letras individuales, bolígrafos, lápices, gomas y otros materiales con los que ellos pueden aprender de forma práctica sobre los sonidos y las distintas letras. Con sus libros semanales hacemos ejercicios fáciles, a veces incluso algún dictado que luego pueden corregirse ellos mismos.

    • Puzzle de letras de madera
    • Portátil de letras de madera de LIDL
    • Plantillas de letras y números para escribir
    • Impresos de letras para llenar con legumbres o maíz
    • Sus libros semanales
    • Fichas de distintos tipos que encontré por internet
    • Cuadernos de ejercicios y pegatinas que les regalamos por pascua
    • Post-its de colores
    • Bolígrafos de todo tipo
    • Lápiz y goma.
    Las cajas que guardamos debajo del escritorio. Una contiene material de lectura el otro material del bebé

    La mayoría del material está debajo de la mesa en un cajón blanco de tela para que no molesten en todas partes. Aunque a 2 de 3 les inspira este rincón, estos días estoy buscando en Pinterest distintas ideas Montessori o de diversión para inspirar al tercero para que le guste y los resultados son más que satisfactorios.

    En la otra caja debajo de la mesa, guardo algún material que, no tiene espacio, del bebé.

    Manualidades

    Las manualidades de nuestra aula casera
    Los materiales de las alturas están ahí para evitar que el mas pequeño nos inunda el suelo de hama beads

    Esta sección, en cuanto a mesa, nos vemos obligados a combinarla un poco con leer y escribir. Sin embargo el material lo tenemos separado en otra esquina. Las manualidades son la parte creativa de nuestra “aula”. Es donde dibujan, pintan, recortan, pegan…

    Aquí pueden manipular distintos materiales para hacer creaciones artísticas. De hecho en el cole lo llaman “artistas” en vez de manualidades.

    En su aula real estan acostumbrados a tener pintura líquida. En mi caso por poco espacio y temido descontrol me la he saltado. Lo que sí hemos incluido es plastilina casera, Hama Beads y copos de maíz porque lo tenemos a mano.

    Juegos

    Este rincón, aunque le llamemos Juegos, incluye práctica de lógica y aprendizaje de matemáticas. Y creo que es de los favoritos de los niños. Nos falta espacio en el rincón de nuestra aula casera, pero mis mini jefes me comentaron que en el cole también es el rincón con más opciones (eso me alivió un poco).

    Los juegos mejoran la lógica. Por eso no pueden faltar en nuestra aula casera
    En esta esquina está lo de los mayores, al otro lado lo del más pequeño

    Construcciones

    Creamos nuestra aula casera con intención para aprovechar el tiempo juntos

    Este rincón no requiere mucha explicación. También aquí tenemos un poquito para cada edad, para que puedan disfrutar al máximo.

    En construcciones ponen a prueba la ley de la gravedad y su creatividad

    Se vuelven auténticos arquitectos y cada vez me sorprenden con sus soluciones. A veces, cuando no saben qué construir les sugiero alguna cosa yo; un establo, un barco, una pizzeria, la casa de Pipi Calzaslargas, un tren… Aprenden sobre equilibrios, sobre como hacer estructuras duraderas, sobre fuerza de gravedad y mucho más. Hacen construcciones que, sinceramente, yo sería incapaz de crear.

    Vida real

    Este rincón les encanta a todos. Es el rincón que imita la vida real. En el cole lo llaman casita, o médicos, restaurante o supermercado según lo que tengan montando en el momento. Nosotros teníamos a mano el supermercado. Sin el supermercado de madera hubiéramos improvisado algo con alguna caja o mueble viejo. ¿Quizás una cocinita para jugar a restaurante?

    Parece mentira pero es el estado habitual del supermercado. Solo se desmorona cuando entra nuestro mini Gozila

    En el supermercado hay todo tipo de alimentos de juguete que teníamos por casa. Algunos son de plástico otros de madera. Les encantan el tipo para cortar de velcro. Tienen también una caja registradora, cestas para comprar y les imprimí unos billetes y monedas de internet que plastifiqué. Esta semana vamos a poner precios a todo para que, mientras juegan, puedan ir practicando las matemáticas.

    Imaginario

    Este último rincón lo añadimos nosotros porque no queríamos deshacernos todavía de la casita de madera (que tenemos por acabar) y del barco pirata. Son juguetes que les gusta utilizar, sobre todo a las niñas (el mayor de los niños está muy metido en los legos y el peque todavía se distrae destrozando lo que encuentra). Aquí se montan unas historias con los muñecos dignos de una telenovela. Y lo dejamos porque, quieras o no, sigue siendo su habitación de juguetes.

    A ver si un día de estos por fin acabamos esta casita de muñecas. Confinados resulta que también nos falta espacio

    ¿No tienes espacio para una aula casera? Ningún problema

    Para nada vivimos en un piso grande. Si nos sobran 2 habitaciones es porque dormimos los 6 en la última habitación restante. La razón son corrientes de agua que no permiten dormir bien a 2 de los 4 niños. Aunque sea información inútil, tenía la necesidad de contarlo, para que veas que no ha sido creado “en confort”.

    Le he dado vueltas al tema de cómo solucionaría esto si no tuviéramos ese espacio disponible y, ¡te tengo soluciones! 2 opciones que, desde nuestra perspectiva, vería factibles. Especialmente si tienes uno o dos hijos seguramente necesitarás menos diversidad de material por lo que también ocuparás menos.

    Por cajas

    Como he contado en la primera parte de este post, empecé creando sin plan un montón de actividades que iba guardando aleatoriamente en cajas. Si no tuviera espacio, seguramente buscaría la forma de guardar ordenadamente cada tipo de actividad en cajas o cajones a los que los niños tuvieran facilidad de acceso.

    Por casa

    Puede que no tengas una habitación en la que repartir los juguetes por zonas, pero… ¿por qué no tener cada tipo de actividad en un espacio distinto de la casa? Me parece una solución bastante atractiva a la habitación de juguetes; en un cajón de la cocina los materiales para las manualidades y las letras, en el comedor las construcciones y los juegos, en su habitación el juego real. ¿Qué te parece? No tienes que convertir toda la habitación en su espacio, pero sí tener ahí guardadas las cosas para que pueda utilizarlas y de ese modo pueden seguirte mientras continuas con tu rutina 😉

    ¿Qué te parece?

    Puede que no sea muy profesional, que el aspecto de todo el conjunto no sea digno de portada de revista educativa y que vaya cambiando y modificando cosas a lo largo de estas semanas. Pero creo que por ser un DIY de una “aficionada” ha quedado suficientemente bien y por lo que hemos podido comprobar cumple bien su función. Y lo que es todavía más importante. Inspira muchísimo a los niños, que están encantados siguiendo sus rutinas escolares desde casa.

    nuestra aula casera. El espacio mas usado de los niños

    ¿Qué te ha parecido nuestro pequeño rincón educativo en casa? ¿Te animas a hacer algo parecido con la habitación de tu peque?

    Si te ha gustado, ¡Comparte!
  • También te puede interesar...

    1 Comment

  • Reply ¿Sin cole? Nuestra solución - clase en casa - parte 1 9 mayo 2020 at 15:09

    […] Si te ha gustado todo esto, encontrarás nuestro resultado en la segunda parte. […]

  • Leave a Reply

    Información básica sobre protección de datos Ver más

    • Responsable jennifer philipps.
    • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
    • Legitimación Tu consentimiento.
    • Destinatarios  1&1 - IONOS.
    • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
    • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
    Privacidad