Cargando
  • Hábitos / Lifestyle

    15 cambios ecológicos para reducir residuos

    Reducir residuos Imagen de Jasmin Sessler en Pixabay
    Reduce residuos con estos 15 cambios ecológicos

    No sé si soy yo, pero en los últimos años el tema “cambio climático” y “reducción de residuos” ha sido de bastante peso tanto en noticias como en temáticas principales de redes sociales. Sobretodo el tema de limpiar playas parece ponerse de moda. Pero hay que cortar el problema de raíz y por eso quiero proponerte 14 cambios ecológicos que hemos hecho nosotros que han reducido drásticamente el contenido de nuestra basura.

    Sí, hay mucha necesidad de hacer eso porque realmente es difícil encontrar un lugar de nuestro entorno donde no esté lleno de basura. Pero recoger lo que ya hemos tirado debería ir de la mano con primero reducir los residuos que tiramos.

    En casa no somos cero residuos. Más que nada porque se me hace difícil combinar ciertos conceptos. Pero estoy siempre intentando reducir algún que otro apartado en el que noto que puedo reducir nuestros desechos.

    El tema cero residuos parece muy abrumador, al menos en mi percepción. Me agobia por el sentimiento de culpa que supone no aplicar los cambios todos a la vez y de forma perfecta. La meta es el cero. Nada de residuos. Pero en la sociedad y con el mercado que tenemos ahora es muy difícil cumplir con ese cero. Al tener un objetivo tan bajo, todo lo que había por encima era fracaso, cuando en realidad, para continuar con algo así lo que necesitas es valorar todos los logros – las reducciones – que se han conseguido hasta el momento.

    No tiene que ser perfecto. Cada pequeño paso que des para disminuir el contenido de tu basura será un logro. Será menos carga para el planeta. Cambia de enfoque y cambiaras los resultados, y seguramente sin darte cuenta te acercarás mucho más al cero (sin estrés).

    Mira en tu basura

    Para luchar contra un enemigo primero hay que conocerlo. En el caso de las dietas es la comida basura y las calorías de más. En el caso del dinero son los gastos innecesarios y fugas de dinero. En el caso de reducir residuos el enemigo está en tu propia basura.

    Por lo tanto una de las primeras cosas que podrías hacer es mirar qué tipo de envases y contenidos tiene tu basura que veas factible reemplazar o eliminar de ella.

    También puedes utilizar el sistema que se aplica cuando quieres perder peso o gastar menos dinero. Apunta todo aquello que vas tirando a la basura a lo largo del día. Al final del día busca entre esas anotaciones qué puedes sustituir o de qué puedes prescindir para mejorar tu huella en el planeta.

    Voy a intentar inspirarte con los cambios ecológicos que hemos realizado en nuestro hogar hasta ahora para que tengas una idea de como llevarlo a cabo. No he incluido ni tema transporte público o bicicleta ni temas

    Primeras ideas de cambios ecológicos

    #1 Mono dosis

    Las botellas reutilizables son uno de los mejores cambios ecológicos que puedes hacer
    Foto de uno de los diseños de Equa

    Esta es la típica, pero fijándome en mi alrededor me doy cuenta de que todavía veo a un montón de niños con botellitas mono uso de plástico. Nosotros, hace unos 6 años o más, que hicimos el cambio ecológico de usar botellas reutilizables. Primero de aluminio y ahora de plástico duro sin BPA de la casa equa. Tenemos los diseños infantiles. Son fáciles de lavar y muy resistentes. Las nuestras deben tener 4 años y están casi nuevas aunque las utilicemos casi a diario. No. No tengo comisión ni ningún tipo de ventajas por hablar de ellos.

    También hay comidas muy prácticas en bolsitas individuales. Muy práctico pero muy poco ético. Dejé de comprar de eso hace mucho tiempo. Primero porque sale mucho más caro que comprando la bolsa grande y racionando. Segundo porque tanto plástico me ponía enferma ya antes de que me interesara por esto de reducir residuos.

    Tampoco compro fruta envasada o esas bolsitas de fruta para niños. Primero porque no me gustan los purés de frutas, segunda por el precio y tercera por el tema ecológico. En casa de merienda tienen plátano o la manzana entera, lavada y sin pelar para ir comiendo a la vieja usanza. En eso no hay residuos.

    #2 Agua potable

    Adiós al agua embotellada con este truco

    Ya hace más de 5 años que no compro agua embotellada grande. Bebemos agua del grifo. Primero disponíamos de un sistema de ultrafiltración y ahora bebemos agua purificada por carbón activo.

    #3 Productos de limpieza DIY

    Las nueces de jabón son uno de los cambios ecológicos que se utilizan de hace siglos
    Las nueces de jabón reducen nuestro impacto ambiental en gran medida

    Hace muchos años que me deshice de los productos convencionales de limpieza. Tenía como 20 botellas distintas bajo el fregadero y en realidad siempre usaba la misma marca. Cuando entraron bebés en esta casa desaparecieron todos los productos y solamente pasé a comprar productos naturales.

    Sigo comprando los productos naturales que van envasados en bolsas de plástico, pero cunden mucho más y no son tan tóxicos para el ambiente. El único que todavía me molesta muchísimo es el vinagre de limpieza, que solo venden en envase de plástico de 1L.

    Todos los demás les he hecho cambios ecológicos; el bicarbonato de sodio, percarbonato, limón, limpiador de arcilla blanca, nueces de jabón... Con ellos me hago el detergente de lavavajillas, el jabón para la ropa, limpiacristales, fregasuelos…

    #4 Productos de belleza e higiene DIY

    La receta de pasta de dientes es mucho más simple de lo que parece

    Del mismo modo que con los productos de limpieza, hago nuestros productos higiénicos. Nos duchamos con jabón lagarto (que dura una eternidad), el pelo lo lavamos con bicarbonato y vinagre (también conocido por el nombre “no poo method”), como desodorante utilizamos o una lima o un desodorante casero hecho con bicarbonato y aceite de coco entre otros ingredientes. La pasta de dientes también es casera y a parte de ecológica, bastante económica y segura para niños.

    Para la piel, tanto el vinagre de manzana (hay en botellas de cristal) como el aloe vera son geniales cambios ecológicos y libres de tóxicos.

    #5 Cultivar productos propios

    Por pequeño que pueda ser el espacio siempre merece la pena cultivar algo de hortalizas

    Precisamente el Áloe vera me ha recordado que cultivando nuestros propios productos ahorramos transportes y demás contaminantes. Tenemos áloe vera en el jardín, y sobretodo en verano, tenemos un pequeño huerto para cultivar tomates y otros vegetales.

    Pero no necesitas jardín para cultivar cosas. En tiestos se puede cultivar de todo y hay un montón de instrucciones e ideas para tu balcón. Además le darás a tu cuerpo mejores nutrientes.

    #6 Separar residuo orgánico

    Mi montón de compostaje me tiene retada y entretenida al mismo tiempo

    Del cultivo paso a los deshechos orgánicos. ¿Sabias tú que mezclando lo orgánico en nuestra basura habitual creamos gases muy peligrosos para nuestro ambiente? Hace unos años vi un video en YouTube que lo explicaba bastante claro, pero lo he estado buscando y no lo encuentro. En resumen; La materia orgánica se descompone entre capas de basura normal dónde, por falta de equilibrio y mal entorno (porque el plástico y otros componentes no se descomponen al mismo ritmo) no se puede convertir en tierra fértil. Entonces se pudre y queda atrapada entre la basura restante generando unos gases bastante tóxicos.

    ¿Eso significa que deberías tener un jardín para tener montón de compostaje? No hace falta. Puedes tener un cubo de compostaje de interior con gusanos, y si eso tampoco te gusta (que lo entiendo perfectamente) ahora ya hay, o debería haber, contenedores orgánicos en todos los pueblos y ciudades.

    Es uno de los cambios ecológicos de coste cero que puedes aplicar con facilidad inmediatamente.

    estos son solo 15 de los cambios ecológicos mas fáciles y efectivos que hemos aplicado en casa

    #7 Mono usos

    Otro de los ejemplos que más se ven en el cero residuos son las pajitas, los cubiertos, y los platos de plástico. Es otra de las cosas que llevamos años sin usar. Cada vez que vamos de picnic, por ejemplo, nos llevamos los platos de cerámica de casa, los vasos y los cubiertos. Se puede vivir perfectamente sin pajitas & Co.

    #8 Film transparente y papel de aluminio

    Otra de las cosas inexistentes en nuestra cocina. Para guardar las cosas o transportarlas no las envolvemos con ninguno de los dos envoltorios.

    Para la nevera lo meto en un tupper, tarro de cristal (véase apartado reutilizar envases ;-)) o le pongo un plato del revés encima. Cuando nos llevamos comida a otro sitio intentamos que quepa en un tupper.

    Uno de los cambios ecológicos y naturales que veo en todos lados son los envoltorios de cera de abeja. No creo que vaya a tardar mucho para intentar hacerlos yo, que me tienen intrigada.

    #9 Cocina en casa

    Paparetro trabaja fuera de casa. Algo que hacemos a diario es cocinar las comidas en casa, meterlas en un tupper y el se las lleva a la oficina. No compres platos pre cocinados envasados en plásticos mono uso y acompañados de cubiertos no reutilizables. Preparando tu comida en casa no solo estas aplicando cambios ecológicos al medio ambiente, también ahorras mucho dinero y ¡puedes hacer comida mucho más nutritiva!

    #10 Comprar al por mayor

    No es la parada del mercado. Es nuestra compra de frescos que guardamos en el garaje.

    En casa esta me sale a cuenta porque somos 6. No compro las cosas individuales. Compro cajas enteras de manzanas, cebollas o patatas. Con eso no solo ahorro embalajes. También viajes al supermercado más cercano.

    Los frutos secos, quinoa, pasas, coco rallado y otros tampoco los compro en bolsas individuales de 250gr. Como utilizamos mucha cantidad encontré un proveedor que me vende este tipo de producto en embalajes (de plástico) de 1Kg hasta 5Kg. Con eso ahorro unas cuantas bolsitas monodosis y además me ahorro un tanto porque el precio es más económico.

    Esto también se puede aplicar al aceite y otros productos de alto consumo. ¡No compres 1 botella de 1l cada semana! Compra la botella de 5 litros y ten a mano una botella más pequeña para rellenar que sea más manejable.

    #11 Reutilizo de todo.

    Uno de los puntos que más me gusta es reutilizar cosas. Los tarros de cristal por ejemplo son ideales para guardar todo tipo de cosas, sobretodo una vez quitadas las etiquetas. Se ha puesto mucho de moda beber de tarros de cristal con rosca, así que también te puedes ahorrar un dinero en comprar vasos ;-).

    A veces compramos cosas que en realidad podríamos hacer con un poco de paciencia y materiales que tenemos en casa. Un ejemplo para mí es mi soporte de cepillo de dientes eléctrico. ¡Lo hice de una huevera muerta de asco que tenía en la nevera!

    Como me gusta coser, alguna ropa vieja la he reutilizado haciendo de ello algo nuevo necesitado. No hay necesidad de comprar nada para hacer un proyecto con todo lo que ya tengo en casa.

    También he coleccionado, por ejemplo, las redes de los ajos y les doy una nueva utilidad como estropajo para fregar platos. A mí me encantó la idea y el estropajo funciona fenomenal. Ya no compro esos baratos amarillos del supermercado.

    #12 Servilletas, papel de cocina y pañuelos

    Estos 3 tipos de papel monouso han quedado eliminados de nuestro hogar. Pero tranqul@, el papel de wc sigue en su sitio ;-P.

    Nuestros cambios ecológicos han sido usar servilletas de tela. Las mismas de hace años que siguen de maravilla. Sí, tienen alguna que otra mancha, pero para uso “hogareño” son más que suficientes.

    Hace años que no compro papel de cocina. La bayeta hace perfectamente su función. Algunas funciones se han sustituido por trozos de tela de camisetas viejas o toallas. Si dejas de comprar, dejaras de utilizar y encontrarás alternativas sin esfuerzo.

    Los pañuelos para mocos tampoco los utilizamos. Han ido apareciendo pañuelos de tela de mi infancia y los hemos ido lavando e incorporando en nuestro día a día durante resfriados. Además a los niños les encanta que tengan dibujitos. Se lavan y vuelta a empezar.

    #13 Pañales y toallitas

    Si tienes un bebé, comprar y utilizar pañales de tela te puede ahorrar UN MONTÓN de dinero. Creo recordar que utilizarlos 3 meses me amortizó la inversión. Con nuestro 3r bebé los utilizamos y fue un salvavidas en toda regla. Me supo muy mal cuando el 4o empezó con reacciones a los pañales y lo tuve que abandonar tras 3 reintentos fracasados.

    En cuanto a toallitas solo utilizamos cuando salimos fuera de casa. Cuando estamos por aquí habitualmente utilizamos unos recortes de una toalla vieja que, después de quitar a mano lo más grosero bajo el grifo, se lava en la lavadora.

    #14 Segunda mano

    En el mercado de segunda mano hay miles de tesoros escondidos

    Veo que cada vez se lleva más y mejor el mercado de segunda mano. Quizás no tanto en mi entorno más directo, pero sí veo el éxito que tienen aplicaciones como el Walapop y Vintage.

    A mí me gusta más a la vieja usanza; ir a un mercadillo de segunda mano cercano e investigar entre todos los trastos las reliquias que puede haber. Libros, vajilla, decoraciones e incuso ropa. Comprando de segunda mano no solo vuelves a dar vida a alguna cosa que de otro modo iría a la basura; ¡también dejas de comprar lo mismo en nuevo que tras un tiempo iría a la basura!

    En internet hay tanta inspiración, que a uno no se le acabarían nunca las ideas. Además algo retocado y mejorado ¡siempre será único!

    #15 Comer menos carne

    Este también es uno de los cambios ecológicos que más se sugieren por internet ahora mismo. La producción de carne y su sobreproducción es uno de los mayores problemas de contaminación actual.

    Este es otro de los cambios ecológicos que no solo afecta al medio ambiente. ¡Mejorarás tu salud y la de tu bolsillo! Nunca antes se había consumido tanta carne y de tan poca calidad en su mayoría. Nuestro consumo es desorbitado e incluso está afectando a nuestra salud.

    Son los pequeños cambios ecológicos los que llevan al éxito

    Si estás decidida a reducir tu impacto ambiental, no intentes hacerlo todo de golpe. Acostumbrate uno tras uno a cada cambio que quieras hacer. Sobretodo no empieces por los más difíciles como ir con el tupper a la carnicería. Para eso ya tendrás tiempo más adelante.

    Tampoco te dejes engañar si te sugieren comprar todo tipo de productos “Zero waste”. En la mayoría de ocasiones no necesitas comprar nada. La primera regla de oro para controlar las salidas de desechos hemos dicho que es evitar su entrada 😉 me explico ¿verdad?

    Los cambios ecológicos deben ir de la mano de las limpiezas de playas

    Estos son algunas de las ideas que hemos implementado en casa y que no han supuesto gran esfuerzo por mi parte. Quizás algunas a ti te parezcan demasiado. Ningún problema. Tienes que encontrar las cosas con las que tú te sientas cómodo. Si no está entre estas líneas lo estará, seguramente, entre las líneas de otra bloguera sobre este tipo de contenido.

    Solo el cambio de las botellas en una familia de 6 supone ¡un montón de basura!. Si sumas el agua del grifo (que supondría una botella de 5l diaria) son unas 360 botellas de plástico ahorradas. Da a pensar, ¿verdad?

    ¡No te abrumes! ¡Puedes conseguirlo pasito a pasito! ¿Cuales fueron tus primeros cambios a la hora de trascender al cero residuos?

  • También te puede interesar...

    No Comments

    Leave a Reply