Cargando
  • Hogar / Sostenible

    10 razones para desentrastar tu hogar ahora mismo

    Photo by Daniil Silantev on Unsplash

    El otoño es la época ideal para revisar de nuevo que no tengamos pertenencias llenándose de polvo sin ser utilizadas. Es hora de desentrastar tu hogar para hacer el invierno un poquito más sencillo. Puede que te dé mucha pereza hacerlo, porque, vamos a ser sinceros, es un tostón tener que estar todo el día decidiendo qué cosas son útiles o bonitas y qué cosas pueden irse, pero al final del día uno siente el alivio de una casa sin excesos ni trastos por en medio.

    Vivimos un tiempo de abundancia. Existen todo tipo de objetos para hacernos la vida más fácil, darnos felicidad o simplemente para entretenernos. El marketing de las empresas nos vende sus productos como artículos imprescindibles para nuestro día a día o incluso para alcanzar nuestra felicidad. Pero esa felicidad de comprarlas, en muchas de nuestras compras, nos dura menos de lo esperado. ¿Y ahora qué hacemos con el objeto en cuestión? Nos ha costado dinero y no queremos deshacernos de él. Y ahí queda, en un rincón de nuestro hogar, llenándose de polvo y ocupando espacio, tanto en nuestra mente, como en nuestro domicilio. Cuando esto pasa con un objeto no es razón de alarmarse, pero nos pasa con un alto porcentaje de las cosas que entran en casa y si nos descuidamos acabamos con una casa abarrotada de cosas que no utilizamos ni necesitamos.

    Photo by Tomas Yates on Unsplash

    Hace 4 años empecé el viaje de reducir al máximo nuestras pertenencias. Descubrí el camino del minimalismo y sigo e intentaré seguir en él aunque nunca llegue a mi destino. Es algo complicado teniendo en cuenta que somos 6 personas de las cuales 4 son niños menores de 8 años, pero creo que aun así nuestro viaje es bastante exitoso. Creo que puedo considerar tener menos pertenencias que otras familias de 2 personas.

    Si no sabes muy bien como empezar o te falta la mentalidad para hacerlo, el mejor libro que puedo sugerirte es el de Mari kondo – La magia del orden.

    Y si ahora te preguntas… ¿Por qué debería hacer yo esto? Solo puedo darte los beneficios que he descubierto que te lleva este estilo de vida. Y quiero compartir contigo los 10 principales que pueden ayudarte a tomar este camino.

    Beneficios de desentrastar tu hogar.

    Compras menos

    Desentrastar el hogar es una forma muy eficaz de ver todo lo que compramos y que acabamos por no utilizar o hacerlo muy poco. Una vez uno se da cuenta de eso y elimina esos excesos, la mentalidad va cambiando. En mi caso fue un proceso, pero mi cabeza, cada vez que voy a comprar, se pregunta si de verdad y realmente necesito ese algo. He dado media vuelta del camino a caja en múltiples ocasiones al darme cuenta de que tenía algo en casa que me podía servir perfectamente. ¡Dinero no gastado es dinero ahorrado!

    Photo by Norbert Levajsics on Unsplash

    Más orden

    Cuando tienes menos cosas, es más fácil encontrarles un sitio; y cuando cada cosa tiene su sitio es más probable que lo vuelvas a dejar en ello.

    En casa esto funciona muy bien con los adultos (al menos en la mayoría de ocasiones). Con alguno de los niños todavía no tanto – más por edad que por conciencia.

    Con los niños todavía tengo mis batallas porque a) son capaces de escampar algo sin tenerlo (no me preguntes como lo hacen) y b) lo hacen por toda la casa (el peque tiene 5 o 6 coches que me encuentro en todas partes: armarios, suelo, sofa, cama, nevera, wc…).

    Pero aun así se sigue aplicando la teoría del orden. Cuanto menos juguetes tienen, más rápido recogen y más orden hay. Tiene su lógica ¿Verdad?

    No más dobles

    Cuantas veces te ha pasado que necesitas algo muy concreto, crees que no lo tienes, lo compras y 2 semanas más tarde resulta que ya tenías uno y no hacia falta comprar.

    Es muy molesto darse cuenta de que has tirado el dinero por la ventana. Una vez tienes tus pertenencias controladas, las has revisado todas, eliminado los excesos y repeticiones, tienes menos de qué acordarte y es menos probable que cometas de nuevo ese error.

    En casa a veces ha pasado con material de bricolaje, porque desconocemos lo que ya ha comprado en ocasiones mi padre, y repetimos compra. Todo un desperdicio.

    Encontrarás tesoros perdidos

    Algo que a mí ya no me pasa tanto después de 4 años de eliminar excesos, son los tesoros que puedes ir descubriendo durante el proceso. Objetos que desconocías que tenías, puede que justo ahora sea el momento para utilizarlas. Pero no te desvíes de tu camino, solo quédate las que realmente vayas a utilizar, que los objetos “puede que lo necesite algún día” suelen ser los que más espacio ocupan en nuestro hogar 😉

    Más tiempo

    Esta es bastante cierta, sobre todo después de hacer una limpieza profunda. Resulta en que, al tener menos objetos, debes ocuparte de menos cosas y con ello libras tu espacio y agenda. Parece una tontería pero es así.

    Cuando tienes cajones y armarios abarrotados de cosas, es más probable que ese desorden te moleste pronto y necesites recogerlas. También tienes que cuidar, hacer el mantenimiento de más cosas y cuando buscas algo muy concreto tardarás más en encontrarlo entre las multitudes. Nuestro trastero compartido sigue siendo un agujero negro para muchos materiales que necesitamos vender o llevar a algún lugar y automáticamente siempre acabas recolocando o limpiando para en un futuro deshacerte de ello.

    Nuestras pertenencias ocupan tiempo; comprarlas, cuidarlas, encontrarlas, repararlas y luego venderlas o tirarlas. Cuantas más tengamos, más tiempo perderemos en ellas. Desentrastar tu hogar te dará muchas horas para lo que verdaderamente te importa.

    Photo by Jarek Ceborski on Unsplash

    Más pulcritud

    Este aspecto en casa ha sido un gran qué. Siempre he sido un hámster acumulador de tesoros, y el agobio de tener que recogerlos me llevaba a no hacerlo casi nunca. En gran parte porque tampoco sabía donde guardarlos o porque simplemente tenía ya demasiados.

    Cuando tienes menos cosas y más espacios libres, limpiar es cosa de segundos y no hace falta hacerlo tan a menudo como cuando tienes la casa abarrotada (que cuando has llegado al final ya puedes volver a empezar).

    La posibilidad de limpiar más a menudo tus cosas lleva a tener menos polvo, menos alérgenos y ácaros y más pulcritud. ¿No es eso una buena razón para desentrastar tu hogar?

    Más enfoque

    Tendrás muchas menos cosas para llamar tu atención y sacarte de tu línea de enfoque. Si estás trabajando en un escritorio con menos trastos podrás estar más por tu tarea delante. Si estás pintando algo en tu comedor, te será más agradable y relajante en un ambiente despejado y sin excesos. Cuando estás cocinando, es más probable que te centres más en lo que haces que en todo lo que tienes en la encimera robándote el espacio.

    No tendrás tus ojos ocupados en tu entorno todo el rato, y si los tienes, no te va a distraer el desorden o el cúmulo de cosas que hay en ello.

    Más dinero

    Si eres de los buenos vendiendo cosas por internet, puedes ganarte un extra con todo lo que no te sirve al desentrastar tu hogar. En esta personalmente soy un desastre. Se me da fatal y no tengo la paciencia necesaria. ¿Quizás me tengas algún consejo para mejorarlo?

    Además también ahorras mucho dinero porque ni compras dobles ni compras de forma compulsiva cosas que ya no necesitas. Puedes pasar meses sin comprar nada material porque tienes ese filtro de centrarte más en lo que realmente necesitas. Pero esto es un rasgo que viene con los años de práctica, no te machaques si de vez en cuando te entra algo en casa que no debería.

    Más tranquilidad

    Esta para mí es la mejor de todas. Cuando sé que no tengo excesos en casa, me tranquilizo enormemente. Pensar que tenemos solo cosas que realmente necesitamos o que nos resultan útiles y con los ya mencionados efectos secundarios de eso, me da una tranquilidad enorme y me permite respirar mejor.

    También está demostrado que el desorden y los excesos materiales nos llevan a un nivel de estrés y angustia subconsciente nada favorables para nuestra mente y organismo. Y no engañamos al cerebro metiéndolo en todo en un cajón; sigue sabiendo lo que hay ahí dentro.

    Cuando acabo de desentrastar nuestro hogar me da la sensación de tener la cabeza más despejada, libre de cosas por hacer. La casa está ordenada hasta el último rincón, y aunque puede que no vaya a durar mucho, es algo que da paz a cualquier madre. ¿O no?

    Más consciencia ambiental

    Esto no necesariamente tiene que ser cierto para todo el mundo, pero es un paso para darse cuenta de la cantidad de cosas que compramos que en poco tiempo acaban en el vertedero.

    Probablemente tu casa de muñecas, tu primera Barbie o tus primeros patines sigan en algún vertedero de nuestro planeta junto con los millones de ejemplares de otros, ahora adultos, de tu generación.

    Y ahora ya los sabemos todos que, cuidar del medio ambiente no es optativo. Es obligatorio.

    ¿A qué esperas? ¡Desentrasta tu hogar ya!

    Con tantos beneficios a favor de desentrastar tu hogar, no puedes quedarte aquí leyendo entradas de internet. ¡Métete en el asunto! No dejes pasar esta oportunidad de crear una vida simple y tranquila

    Si te ha gustado, ¡Comparte!
  • También te puede interesar...

    No Comments

    Leave a Reply

    Información básica sobre protección de datos Ver más

    • Responsable jennifer philipps.
    • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
    • Legitimación Tu consentimiento.
    • Destinatarios  1&1 - IONOS.
    • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
    • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
    Privacidad