33 formas de disfrutar sin dinero del otoño en familia

Creemos que para pasar un buen rato en familia es necesario gastar mucho dinero; ir a teatros, museos, parques de atracciones y otras actividades. Todas ellas, al fin y al cabo, requieren de entradas o costes adicionales. Si estas en un momento de apuros o simplemente quieres ahorrar ese dinero que normalmente te gastas en ocio, quiero compartir contigo 33 formas de disfrutar del otoño en familia sin gastar un duro en ello.

Porque, cuando vamos a la raíz de la situación, lo que queremos es pasar tiempo en familia, disfrutando y creando recuerdos. Para eso solo hace falta estar juntos y compartir el momento. Y no hace falta dinero. Puede ser una tarde en la cocina o un día entero al aire libre. No importa. Lo que sí importa es la calidad de ese tiempo y cómo lo disfrutamos

Otoño en familia al aire libre

En otoño seguimos con fines de semana de buen tiempo, y hacer algo al exterior no solo es saludable sino también favorable para nuestra mente. Salir a pie, en coche o en bicicleta puede llevarnos a espacios mágicos en los que entretenernos. Aquí algunos propósitos para hacer de esa salida algo con un fin y una meta aparte de cumplir con la función de pasar el otoño en familia.

#1 Rutas de senderismo

En todas partes hay rutas preestablecidas de senderismo. Incluso están marcadas con su dificultad en internet. Coger las mochilas, calzado cómodo y acabar de disfrutar del buen tiempo es algo obligatorio.

#2 Visitas a parques naturales abiertos

Hay muchos parques naturales abiertos al público donde no hay que pagar entrada. Zonas volcánicas, humedales o hayedos. Hay zonas tremendamente fascinantes a pocas distancias de todas partes.

#3 Recolectar fruta del tiempo

Ahora en otoño tenemos un montón de alimentos que podemos recolectar. Los higos, las castañas, las granadas y las aceitunas solo son unos ejemplos. Mirad siempre de no estar cometiendo un robo y solo coged aquello que crece en tierras salvajes. No solo pasaréis un buen rato, comer de temporada también tiene muchos beneficios

#4 Volar una cometa

Hay zonas en las que siempre sopla una brisa suficiente para levantar una cometa. Y lo divertido que puede ser!. Puede que no tengáis cometa en casa, pero no hace falta comprar nada. Con unos pinchos de madera y un poco de papel o tela se puede ampliar el evento. Cread una cometa y salid al aire libre a levantarle el vuelo. Será una aventura magnífica.

#5 Recolectar hojas y bellotas

Es muy entretenido buscar hojas caídas de otoño e intentar identificarlas, ordenarlas por medidas o incluso por colores. Se pueden llevar a casa para luego hacer otras actividades con ellas (verás mis sugerencias más adelante)

#6 Hacer una sesión fotográfica con el móvil

Hoy en día tenemos un millón de fotos hechas con nuestro smartphone. Por qué no convertirlo en una sesión fotográfica de otoño. Fotos familiares e individuales, hechas por adultos o por niños. Puede ser algo muy divertido y entretenido y además con el plus de unas fotos superchulas que os recordaran el otoño en familia que habéis pasado

#7 Excursión en bicicleta

En verano, según donde se viva, hacer una excursión en bicicleta puede ser un infierno por la calor. Pero en otoño, montarse en las ruedas e ir a dar una vuelta es algo agradable y saludable a la vez.

#8 Pícnic

Es uno de nuestros motivos favoritos para salir de casa. Ir a hacer un pícnic al aire libre. Solo para este propósito solemos tener una manta en el coche. Cargamos nuestra comida en tuppers, nos llevamos platos, vasos, agua y pica pica y nos vamos de casa. Puede ser en el bosque de enfrente o a 10 Km. No importa. El hecho de salir de casa y comer en un sitio distinto es algo emocionante.

También los hemos hecho improvisados, con tortillas del súper, tomates Cherry, aceitunas, patatas y fuet, comprando botella de agua y a la aventura. Y me atrevería a decir que han sido los mejores hasta el momento.

#9 Paseo por el bosque

Dar una vuelta por el bosque siempre es muy liberador. Es una aventura calmante y que nos conecta un poco con nuestro entorno. Pero un paseo por el bosque puede ser algo propio cada vez. Hay muchísimas formas de hacerlo único y así poder repetir experiencia sin ser monótonos.

Una casita de hadas para hacer en el bosque con los niños
Esta casita de hadas la hicieron los 4 de casa solitos con mucho cariño y plantas incluidas.

#10 Construir una casita de hadas

Es un entretenimiento muy bonito a la vez que es un reto. Para que las hadas tengan un lugar donde vivir, ¿qué tal si les montamos una casita para ellas? A nuestros hijos les encantó la idea y entre los 4 hicieron una casita monísima. Estaban muy orgullosos de haber construido algo e incluso se plantearon de hacer una casita cada vez que fuéramos al bosque para acabar con una aldea de hadas.

#11 Ir descalzos

Una práctica que está tomando cada vez más fuerza es caminar descalzos por el bosque, playa o prado. Es una forma de descargar energía negativa y sobrecargas de nuestro cuerpo. Hay que ir con cuidado de no ir a un bosque o prado donde haya mucha suciedad o la posibilidad de cortarse con objetos del suelo.

#12 Ir al lago o a la playa

Aunque ya no es época de bañarse ir al lago o a la playa puede ser igual de divertido. Buscar conchas, piedras bonitas o incluso ir a pescar no pueden faltar en una excursión al agua.

#13 Ir a un parque infantil fuera de los habituales

En nuestro pueblo hay unos cuantos parques. En otoño e invierno, cuando hacía buen tiempo y no había restricciones, solíamos pasar mucho tiempo en ellos. Pero los fines de semana habría que buscar un parque un poco distinto para salir de la rutina. ¿Por qué no buscar parques nuevos de tu pueblo o ciudad donde no hayas ido nunca? Os lleváis la merienda o el desayuno y pasáis un buen rato. Otra alternativa es ir al parque del pueblo de al lado.

#14 Ir a actividades de fiestas mayores de la zona

En otoño, al menos en Cataluña, hay una fiesta mayor tras otra y eso lleva a actividades gratuitas para toda la población. Entre espectáculos de circo para los peques, circuitos o juegos hay un montón de actividades a elegir para pasar un buen rato en familia sin tener que pagar nada.

#15 Visitar ferias de pueblo

Con ferias no me refiero a los tiovivos ni a los saltamontes. Me refiero a las ferias que hay especializadas. En nuestra zona hay una feria de la manzana, otra de la granada, hay de las nueces, de la miel. Muchas son relacionadas con la comida, otras con alguna tradición de la zona. Son fiestas muy chulas donde encima se aprende mucho.

Este mosaico lo hicimos con las niñas un día en la playa
Este mosaico lo hicimos con las niñas un día en la playa

#16 Hacer un mosaico o dibujo gigante

Cuando estamos al aire libre es fácil encontrar distintos materiales para hacer algo bonito de ello. En ese sentido… ¿Qué tal hacer un mosaico? En otoño las playas están más vacías, pero sigue habiendo conchas y piedras de todos los colores. En el bosque hay multitud de texturas y colores. Un dibujo simple como un sol o una luna en un marco es fácil de hacer y acabar en una horita. Pero es algo muy emocionante y a la vez un trabajo en equipo.

#17 Jugar a la pelota en un parque o prado

Qué tal coger una pelota e ir a jugar todos juntos – con mamá y papá – a jugar a la pelota. Un campeonato de fútbol o cualquier tipo de juego de bola puede ser un rato de risas y algo especial si lo hacéis todos juntos.

#18 Ir a pasear de noche con farolillos

En Alemania, por san Martín, es tradición pasear con todo el pueblo de noche con farolillo en mano. Es una tradición muy bonita. Aquí esta tradición no existe, pero no significa que no se pueda dar un paseo de noche. Una vez cambiada la hora, es oscuro más temprano y se puede ir con los niños sin tenerlos medio dormidos. Sea con farolillo o con linterna, el paseo será algo diferente.

#19 Pasear en la lluvia de otoño en familia

Del mismo modo que en otoño muchos nos encerramos a la que se hace oscuro, lo hacemos cuando aparece la lluvia. Pero, ¿y lo divertido que es saltar en los charcos sin preocuparse por nada?. Paraguas, botas y a la calle. En cuanto se está suficientemente mojado se vuelve a casa, bañera y un chocolate caliente le ponen la cereza a la aventura.

#20 Saltar hojas de otoño en familia

La de veces que se ve como escena típica de otoño saltar en las hojas del suelo. Pero en realidad ¿Cuánta gente realmente lo habrá hecho? Si papá y mamá sueltan su niñ@ interior puede ser una gran lluvia de hojas.

Otoño en familia en casa

No siempre el tiempo acompaña o queremos salir de casa para hacer algo divertido. Hay muchísimas formas de entretener a los niños en casa, pero a veces queremos hacer algo propio de otoño en familia. Estas actividades cumplen con la función

#21 Hacer un campeonato de juegos de mesa

Juegos de mesa son ideales para pasar el tiempo. ¿Pero, y si se hace de ello un campeonato? ¡Una lista de ganadores, un premio, snacks a mano y listos!

#22 Crear figuras con castañas

Esta también es una práctica alemana que yo recuerdo hacer con mi padre. Recogíamos castañas del suelo de nuestro pueblo y con unos palillos y pegamento caliente hacíamos figuras distintas; animales, personas…

#23 Hacer una hoguera

Cuando empieza a hacer frío, sentarse delante de una hoguera no solo calienta el cuerpo, también calienta el alma. A los humanos nos fascina el fuego y sentarse delante para observar las llamas es algo muy tranquilizador.

#24 Hacer cuadros con hojas

Hay muchísimos tipos de arte que se pueden hacer con hojas. Usarlas para hacer estampados, pegarlas en el lienzo, trocearlas y crear mosaicos o incluso utilizarlas como distintos pinceles. Podéis buscar mil formas más de pintar con la naturaleza.

Decoración de otoño simple y sencilla para hacer en familia
Nuestra decoración de otoño del año pasado

#25 Decorar la casa de otoño

Con las cosas que hemos encontrado en paseos y materiales que tengamos por casa, es muy divertido decorar la casa para ajustarse a la estación del año en que estamos. Unas calabazas encima de un mueble, unas castañas o unas bellotas alrededor y unas hojas enceradas y tenemos un hogar ambientado al momento.

#26 Hacer un espantapájaros

Esta es muy divertida. Con unos palos y residuos que tengas por casa, podéis hacer un espantapájaros muy divertido y ponerlo en la entrada de casa para asustar a los malos augurios. Hay muchas versiones con muchos materiales en internet, pero lo mejor es buscar material por casa y hacer lo mejor de ello.

#27 Escarbar una calabaza de Halloween

No es una tradición de aquí, pero si de todos modos vamos a comprar una calabaza para hacer una crema, podemos aprovechar y hacer una decoración de otoño de lo más americana.

#28 Hacer una cena de Halloween

Hay un montón de recetas en internet ambientadas en Halloween; momias comestibles, dedos ensangrentados y otras ideas que son fáciles de recrear. Qué tal una cena con todo de platos preparados en familia. Y si luego os atrevéis, podéis acabar con una película de miedo apta para todas las edades presentes.

#29 Preparar vinagre de manzana

En otoño es época de manzana, y hacer vinagre de las pelas y los corazones es de lo más sencillo. Un ratito de preparación, unas semanas de espera y podréis disfrutar de vuestro propio vinagre de manzana casero. Y eso hace sentir muy bien.

#30 Hacer mermeladas y compotas

Puede ser con las frutas silvestres que encontramos o con fruta comprada en el supermercado. Hacer mermeladas y compotas es algo, de nuevo, muy simple de hacer, pero que no tiene comparación con las versiones que compramos hechas en el súper. ¿Y a quién no le gusta comer pan con mermelada casera?

#31 Asar castañas

Otoño es tiempo de castañas. Puedes asar unas castañas perfectas en el fuego o, si no tienes donde hacer fuego, en el propio horno. Son deliciosas, saludables y comida para el alma.

Foto de recetasgratis

#32 Hacer manzanas caramelizadas

Es algo muy sencillo de preparar pero muy rico. En muchas ferias se pueden comprar, pero poder decir que se han hecho en casa es mucho más chulo. No son de lo más saludable que existe, pero sí un buen capricho para hacer en familia ;-). En la receta de recetasgratis te lo explican paso a paso.

#33 Hacer un pastel de manzana

Otra delicia de estas épocas es el pastel de manzana. Nosotros hacemos al menos uno para los cumpleaños de otoño. Es algo delicioso y que calienta el corazón.

Otoño dulce otoño en familia

Con tantas ideas sin coste, no se puede pasar el otoño de brazos cruzados dejando que pase por delante de las narices. Al fin y al cabo, una vez llegados a final de verano es cuestión de abrir y cerrar de ojos que ya estamos de nuevo en navidades. Pero disfrutando y haciendo del tiempo algo de valor, podremos estar seguros de que, aunque haya pasado el tiempo muy rápido, lo habremos aprovechado al máximo. ¿No crees?

Si te ha gustado, ¡Comparte!

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: jennifer philipps.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a 1&1 - IONOS que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad